Bookmark and Share

Comprometidos con el progreso

Los estudiantes siguen siendo los principales protagonistas del proceso formativo en esta casa de estudios y por ende, siguen siendo nuestro eje central como dependencia encargada de brindarles apoyo. Esta es una fecha memorable, donde todos los momentos vividos han permitido un crecimiento constante en Didse, y era inevitable pensar, dejarla pasar por alto.

 

Es un gran honor estar presente en la celebración del septuagésimo aniversario de la Dirección de Desarrollo y Servicios Estudiantiles (Didse), una de las Unidades Estratégicas del Vicerrectorado Académico de esta ilustre Universidad, que también estará de aniversario el próximo 01 de octubre, celebrando 71 años, desde que el reconocido Jesús Enrique Losada, logra su reapertura, cuando sólo estaban las Facultades de Medicina, Ingeniería y Derecho.

 

A un año de esta gloriosa reapertura en 1947, esta dependencia finalmente queda constituida, luego del esfuerzo del bachiller Marco Tulio Pérez Castillo, por adecuar el Reglamento que regía a la Universidad Central de Venezuela (UCV), a las necesidades de los estudiantes de LUZ.

 

Ese 26 de septiembre de 1947, el Consejo Universitario designa la primera junta directiva de Didse, que en ese momento fue nombrada como Organización de Bienestar Estudiantil (OBE) y donde es el propio Marco Tulio Pérez Castillo, quien representaría a los estudiantes y el Vicerrector de LUZ Manuel Noriega Trigo, quien sería su presidente.

 

Con gran responsabilidad se comenzó una ardua labor, cuyo objetivo fundamental era contribuir con el estudiante en su paso por esta casa de estudios, ayudarlo en su desarrollo académico y ofrecerle una mano verdaderamente efectiva y afectiva para alcanzar su logro: convertirse en un profesional capaz y preparado para superar los desafíos de su carrera en el mundo.

 

Posteriormente llegan los grandes triunfos. En ese momento, cuando OBE comenzaba a funcionar, se contaba con un presupuesto de sólo 120 mil bolívares, presupuesto que fue acreditado para la adquisición de algunos equipos, uniformes para los estudiantes que practicaban deportes, para la compra de libros que pudieran ser vendidos a estudiantes con bajos recursos económicos y para la realización de actividades de interés estudiantil, entre ellas, algunas actividades artísticas, excursiones e intercambios estudiantiles.

 

En 1958, cuando la dependencia era dirigida por el doctor Jose Perozo Urribarrí, su nombre se modifica a Dirección de Protección Social Estudiantil (Dipse), y ya para ese entonces, estaba más afianzada como dependencia del sector universitario. Ya habían transcurrido 12 años desde su creación y se habían alcanzado significativos logros, en esta institución que contaba con un número mayor de estudiantes esperando por un apoyo verdaderamente solidario para su desarrollo integral y para cubrir sus necesidades mientras lograba su egreso exitoso.

 

El paso de los años permitió adecuar su nombre y en 1995, cuando es nombrada como la conocemos hoy, Dirección de Desarrollo y Servicios Estudiantiles, Didse, ya los esfuerzos estaban encausados hacia atender los requerimientos y necesidades de los estudiantes, que se encontraban en las 11 Facultades que para el momento, estaban constituidas, en los núcleos Maracaibo, Costa Oriental del Lago (COL) y Punto Fijo.

 

Estoy seguro que quienes la fundaron estarían orgullosos y satisfechos pues el objetivo se ha mantenido y las expectativas han sido superadas. El más vivo ejemplo de ello, es la mejora en cada uno de los beneficios con los contamos en Didse y la óptima atención que se ha prestado a nuestros estudiantes, tomando en cuenta que ya son más de 75 mil bachilleres los que se encuentran matriculados en esta excelsa Universidad, con necesidades diferentes, pero con un mismo propósito: culminar satisfactoriamente sus estudios y ser profesionales dignos de esta nación.

 

La lista de los logros es cuantiosa. Comenzamos con un comedor el 21 de noviembre de 1990, el comedor central Br.Isidro Hernández, próximo a cumplir 27 años de servicio y ya tenemos cinco comedores, no sólo en Maracaibo, que también se encuentra el comedor del Núcleo Técnico, en Ingeniería, sino también en la COL con el comedor “Monseñor Roberto Lucker”, igualmente próximo a cumplir 20 años funcionando el 21 de noviembre, en Punto Fijo el comedor “Dr. Jesús Montilla, que desde el 2008 abrió sus puerta a los estudiantes de ese núcleo y el de la Extensión de Aula Sur del Lago de Maracaibo, el más reciente de nuestros comedores que funciona desde el 2014 brindando atención a los estudiantes de esa zona emblemática del Zulia.

 

Las planillas para solicitud del beneficio de beca, la solicitud de Residencia y el Informe Social Positivo se encuentran en la web de Didse, así como las planillas para la realización de la firma de acta de buena fe, al alcance de nuestros estudiantes, lo que contribuye con la optimización de los procesos.

 

Las rutas vacacionales, el servicio de cena y subvención para nuestros estudiantes residentes son otros de los beneficios que ofrece Didse. En cuanto al beneficio de becas nos sentimos muy orgullosos ya que gracias al trabajo mancomunado del personal de dicho programa, especialmente a la mística de nuestros trabajadores sociales hemos logrado, por primera vez en muchos años, superar la meta del 100% de becas asignadas por la OPSU, lo cual nos llena de satisfacción pues en momentos difíciles como los que vivimos en la actualidad cumplimos con nuestros muchachos y orgullosamente podemos decir que cada una de la becas de LUZ tiene un becario que la disfruta merecidamente.

 

Seguimos prestando el servicio de comedores en los tres Núcleos de LUZ: Maracaibo, COL y Punto Fijo así como en la extensión del Aula Sur del Lago de Maracaibo, a la hora del almuerzo a más de 7 mil 500 estudiantes y a la hora de la cena a más de mil 450 estudiantes residentes. En esta materia, recientemente reinauguramos el comedor del Núcleo Técnico en Maracaibo, el comedor de Ingeniería, donde ahora los estudiantes disfrutan de su comida más gratamente y de manera satisfactoria, así mismo se acondicionó, junto a la Gobernación del Estado Zulia, el Comedor Central, instalando más de 20 toneladas de aire acondicionado, recuperando las salas sanitarias de los estudiantes así como un número importante de luminarias en el área de comensales

 

A ello se suma, la realización de actividades por parte del Programa Salud, que siguen contribuyendo con el mantenimiento de la salud integral de los estudiantes, entre las que se destaca jornadas de vacunación, con las que se realiza un esfuerzo para proteger a la comunidad universitaria de las enfermedades prevenibles por inmunización y las charlas de orientación sexual, que constituyen un punto importante para que los jóvenes, lleven una vida sana y responsable.

 

Especial mención también merece, las actividades del Programa Recreación, que contribuyen un medio fundamental del proceso de educación tanto para el desarrollo de los conocimientos, como de las habilidades, comportamientos y valores de los estudiantes, tomando en cuenta que la recreación es un derecho humano, y que está comprobado, que es regeneradora de las energías que se gastan durante el estudio, por lo que han ayudado, a conseguir un nivel académico óptimo en su carrera.

 

Otro de los aspectos a destacar, es la importante función del Programa Orientación, que ha permitido brindar asesoramiento a los beneficiarios, que así lo han requerido, especialmente a los 133 estudiantes que se encuentran ubicados en las residencias con las que cuenta Didse: Lolita, Miriam, Mi Santa, San Pedro, Lourdes y el Olivar, a través de diferentes sesiones de trabajo y dinámicas grupales, que han permitido fortalecer la convivencia y desempeño académico, atender sus necesidades y fomentar un sentido óptimo de pertenencia al beneficio otorgado.

 

 

No puedo dejar de resaltar, a la Fundación para el Servicio de Asistencia Médica Hospitalaria para Estudiantes de Educación Superior (Fames), que sigue otorgando asistencia a los estudiantes que presentan alguna emergencia médica, asimismo a los estudiantes que requieran alguna cirugía y a las estudiantes que se encuentren en estado de gestación. En esta materia, desde el pasado mes de junio, comenzó a entregarse el kit de obstetricia para la atención de maternidad, que ayudará a simplificar los gatos de una cesárea o parto en las clínicas convenio.
A la par de estos logros, Didse posee una página web, una cuenta en Twitter e Instragram, que se han convertido en un potencial instrumento y gran aliado para la difusión de la información a nuestra comunidad estudiantil y ha permitido mantener, una relación estrecha con los estudiantes que utilizan los diversos servicios ofrecidos por la dependencia.

 

Expreso mi más profundo agradecimiento y mi sincera felicitación, a todos los que han formado parte de esta dependencia y han puesto su granito de arena para mantener el propósito: poder cumplir con nuestros estudiantes de manera oportuna y eficaz, comprometidos con su progreso y su avance, principalmente en la satisfacción de sus necesidades.

 

Es imprescindible resaltar el desempeño y la dedicación de cada una de las personas que laboran con ahínco en cada uno de los espacios que conforman Didse, y aprovecho la oportunidad para invitarlos a seguir siendo ejemplo y seguir construyendo una mejor dependencia que vela por el desarrollo óptimo y desenvolvimiento académico de nuestros estudiantes.

 

Les reafirmo la idea del trabajo en equipo como política fundamental. Sigamos trabajando juntos para seguir logrando grandes objetivos, con vocación, entusiasmo y profesionalismo. Reconozcamos lo alcanzado con beneplácito pero tomemos en cuenta siempre, las mejoras continuas: no dejemos de hacer, no dejemos de construir, no dejemos de crear, para quienes son la médula de nuestra dependencia: nuestros valiosos estudiantes.

 

Rafael De Espagñolis
Director de Didse
 

Sí­guenos

Eventos

Sin eventos
© 2017 Dirección de Desarrollo y Servicios Estudiantiles. Derechos reservados. Maracaibo, Venezuela. Acerca de LUZ Web. Ayuda.